Una esperanza para la exclusión social

0

Fundación Ared, una esperanza para mujeres en riesgo de exclusión social En 1994, en los sótanos del Centro Penitenciario de Mujeres de Barcelona (conocido como Wad Ras), nació la Fundación Ared. Cinco mujeres privadas de  libertad, con la ayuda de un voluntario y de una monitora, crearon un taller de confección para conseguir una  alternativa profesional que les permitiera una reinserción digna en la sociedad. Dieciocho años después, esta asociación ha ayudado a miles de personas y recibido numerosos premios y reconocimientos a su labor.

Ared es una fundación sin ánimo de lucro, cuyo objetivo principal es la reinserción de personas en riesgo de exclusión social. Ayudarlas, en definitiva, en el camino hacia el acceso a la plena ciudadanía, la autoestima y el respeto, fomentando su autonomía mediante procesos de formación acompañamiento integrales. Atiende sobre todo a mujeres procedentes de centros penitenciarios y servicios sociales. Muy importante es el trabajo de inserción laboral que realizan, que tiene lugar una vez adquirida la formación profesional, a través de talleres de aprendizaje (habilidades sociales, nuevas tecnologías, técnicas de búsqueda de empleo, etc.), o cursos de formación ocupacional, cuyas especialidades son maquinista de confección, controladora de calidad y ayudante de cocina. También cuentan con períodos de prácticas en empresas del sector, una bolsa  de empleo, agencias de colocación, etc.  Sólo en 2011,  Ared atendió a 510 personas, y de entre ellas 73 encontraron trabajo en el mercado laboral ordinario y 41 estuvieron contratadas por la empresa de inserción promovida  por la Fundación Ared, que incorpora al mercado laboral  personas con especiales dificultades, y desde la que realizan confección industrial, catering y artesanía.

¿Qué puedes hacer tú? Participa en la Fundación Ared, como voluntario, socio, implicando tu empresa o con una aportación  económica.

Para más información, consulta Fundación Ared