Tupper-Day: comer sano en la oficina

0

El ‘Plato de la Salud’: la guía útil para preparar un menú sano.

  •  La mayoría de las mujeres trabajadoras comen en 22 minutos.
  • “Cuando prepares el tupper, planifica y evita la improvisación”: Juana Mª González, especialista en Dietética y Nutrición.
  • “No abusar de las comidas frías es clave”: Dra. Pilar Riobó, especialista en Endocrinología y Nutrición.

La crisis económica que arrancó hace cinco años obligó a la mayoría de la gente a “apretarse el cinturón” y evitar gastos superfluos. Una de las costumbres que apareció entonces y que hoy está firmemente consolidada es “comer de Tupper” en la oficina. Ya desde los primeros meses de la crisis, según un estudio de TNS Worldpanel, el número de personas que se llevaba la comida de casa creció un 8,5%, alcanzando el 23% de la población trabajadora.

Claves para la dieta de la mujer trabajadora

Según el estudio “Hábitos de alimentación de la mujer trabajadora” la mayoría de las mujeres españolas, especialmente las que trabajan a jornada completa, sólo dispone de 22 minutos para la comida del mediodía en días laborales. El motivo principal es que la población femenina suele tener la necesidad de conciliar la vida familiar y laboral, lo que está provocando unos profundos cambios en los hábitos alimenticios marcados por la improvisación y la rapidez.

Precisamente, la Dra. Pilar Riobó, especialista en Endocrinología y Nutrición, insiste en la importancia que tiene para nuestra salud la cantidad y la calidad del tiempo que le dedicamos a la comida. “Es muy importante reservarnos al menos 30 minutos para comer al mediodía y, por supuesto, evitar siempre hacerlo delante del ordenador. Además, deberíamos incluir, siempre que podamos, platos cocinados y no abusar de las comidas para el “tupper””.

En esta misma línea, Juana Mª González, Directora Técnica de Alimmenta y especialista en Dietética y Nutrición, nos sugiere 5 consejos para llevar una alimentación adecuada cuando comemos en el trabajo:


1.
Evita la improvisación. Anticípate a tus necesidades semanales. Aprovecha los momentos de más tiempo, como el sábado por la mañana o cualquier rato más distendido. Piensa qué ocupaciones tendrás la semana siguiente, cuántos tupper necesitarás, qué ingredientes tienes y cuáles tendrías que comprar.

2. Planifica la semana. Es útil hacer una tabla con las comidas y las cenas para organizar la semana. Esto te llevará 5 minutos como máximo.

3. Congela alimentos cocinados. Cocina más de lo que necesitas para la semana y utiliza el congelador para guardar alimentos cocinados que podrás utilizar cuando no puedas cocinar.

4. Huye de la monotonía. Prepara tuppers variados buscando ideas en esos momentos que tienes más tiempo.

5. El pescado, mejor para cenar. Es mejor que prepares carnes, guisos, purés o legumbres, en lugar del pescado. No es porque no sea seguro (si está bien cocinado), sino porque su sabor es mejor recién preparado.

El Plato de la Salud

La combinación adecuada de alimentos no es fácil, sobre todo si tratamos de que nuestra dieta y la de nuestra familia sea sana, equilibrada y amena. Si además, tenemos que prepararnos el tupper cada día, la cosa se complica.

Numerosas empresas e instituciones especializadas en nutrición han creado guías para orientarnos sobre la alimentación más adecuada, empleando para ello diversos recursos pedagógicos. Desde 1992 la pirámide alimenticia ha sido el más utilizado, sin embargo, “su sustitución por el plato nutricional– según la Dra. Riobó- ha sido una gran idea por lo intuitivo y útil que resulta”. Una de las empresas que han basado su propuesta educacional en esta herramienta es Aboca, compañía italiana de productos naturales que ha desarrollado “El Plato de la Salud”, una guía que nos orienta sobre qué tipo de alimentos debemos incluir en el menú diario y en qué cantidad.

Sus formas y colores muestran las proporciones del plato ideal: un 20% de fruta, 30% de verdura, 25% de proteínas y el 25% restante de cereales. Además de mantener las proporciones justas siempre es importante no excederse: cada persona debe consumir una cantidad de calorías y de nutrientes en función de sus necesidades, que varían según el gasto energético y, por tanto, de la actividad física realizada. Precisamente, el exceso calórico y la vida sedentaria propios de la sociedad actual han hecho del sobrepeso y la obesidad uno de los problemas de salud que más ha aumentado en España en los últimos 25 años. Según la “Encuesta Nacional de Salud 2011-2012”, el 17% de la población adulta actual padece obesidad y el 37%, sobrepeso, mientras que hace 25 años el porcentaje de obesos era del 7,4%.

Poner freno a este problema y contribuir a la mejora del estado de salud de la población es uno de los objetivos de Aboca, y para ello ha desarrollado LibraMed, un producto para el tratamiento del sobrepeso y la obesidad. Libramed actúa gracias a Policaptil Gel Retard, un complejo patentado de macromoléculas de polisacáridos que, gracias a la acción sinérgica de sus componentes, favorece la formación de un gel en el intestino que trabaja sobre los carbohidratos reduciendo la cantidad absorbida y su velocidad de absorción. Así mismo, favorece el tránsito intestinal, reduce la acumulación de grasas y la sensación de hambre.