Todo sobre fotoprotección

0

Todo sobre fotoprotecciónSomos mediterráneos y nos gusta tener un aspecto sano y algo bronceado en verano, pero cada día estamos más concienciados de la importancia de la protección solar para evitar el melanoma y la degeneración ocular. Los baños de sol nos aportan beneficios como la síntesis de vitamina D de la cual andamos deficitarios y el estímulo sobre la síntesis de neurotransmisores que nos aportan optimismo y relax.

En España se celebra a partir del 1 de Junio una campaña de concienciación del riesgo de cáncer de piel que supone tomar el sol sin precaución. En EEUU ya existe el Melanoma Monday que es el día en que arranca la Campaña de concienciación contra el cáncer de piel: el primer lunes de mayo. El nombre no se anda con rodeos, y no es para menos, porque cada año se diagnostican unos 200.000 nuevos casos de cáncer de piel en el mundo (de ellos, unos 3.600 en España). La buena noticia es que el 90% de ellos se cura si es detectado a tiempo. Sin embargo, la cifra más llamativa es que el 80% de los melanomas están relacionados con el abuso de sol. Por eso a partir del 1 de junio comienzan en nuestro país las jornadas de screening para lunares en los centros médicos, organizadas por la Asociación Española contra el Cáncer y la Academia Española de Dermatología.

  1. Micronutrientes vía oral. En forma de complementos alimenticios que contienen antioxidantes procedentes de la fruta y son precursores de la melatonina. Están indicados para prevenir el enrojecimiento de la piel y potenciar el bronceado en caso de exposición solar. Suelen contener extractos de frutas con polifenoles, aminoácidos de proteína hidrolizada, extracto de té verde, beta-caroteno. Deben utilizarse como complemento a los fotoprotectores y con un comportamiento prudente frente al sol.
  1. El antioxidante vegetal de moda. La baicalina es un flavonoide utilizado tradicionalmente en la medicina china que actúa sobre los radicales libres y sobre el estrés oxidativo de los rayos UVA largos, capaces de penetrar más profundamente en la dermis. Se encuentra en algunas especies de plantas herbáceas como la escutelaria asiática, perteneciente a la familia de la menta, y ya se incluye en algunas fórmulas fotoprotectoras.
  1. En caso de acné. Recomendamos texturas en forma de gel oil-free que contienen principios matificantes y seborreguladores
  1. Cuidado con los UVA largos. Están presentes todo el año, generan radicales libres que provocan daños irreversibles en la piel y son los responsables del fotoenvejecimiento. Su acción no es siempre visible, por lenta y acumulativa. «Tienen mayor capacidad de penetración en la dermis y más poder para producir efectos nocivos», explica la dermatóloga Isabel Longo, coordinadora de la campaña Euromelanoma 2015. ¿Cómo nos podemos asegurar de que un cosmético nos protege contra ellos? «La clave está en la proporción SPF (índice de protección solar)/PPD (oscurecimiento pigmentario persistente, los UVA necesarios para producir una primera pigmentación) que debe ser como mínimo de 3:1, es decir, si tiene un SPF de 30, debe tener un PPD de, al menos, 10.
  1. Para bebé y niños mejor filtros físicos: como el dióxido de titanio y el óxido de Zinc. Resisten bien la exposición a los UV y poseen un amplio espectro de protección (UVA, UVB e IR-A). El único inconveniente es el aspecto blanquecino que dejan, pero se ha conseguido incorporar texturas en crema gel con buena absorción y adherencia y se eliminan con agua y jabón neutro.
  1. Ropa, gafas y gorro completarán nuestra fotoprotección cuando hacemos deporte, viajamos a lugares tropicales o navegamos. Recordad que la nieve, la arena y el agua de mar y piscinas reflejan sobre la piel y ojos la radiación UV.
  1. El ‘smartphone’, nuevo ‘coach’ solar. Desde que nacieron, a las aplicaciones móviles les ha dado tiempo a especializarse y convertirse en imprescindibles, sobre todo cuando intervienen en el cuidado de la salud. El Consejo General de Colegios Farmacéuticos, a través de la Vocalía Nacional de Dermofarmacia, ha desarrollado Solfarma, una aplicación gratuita que permite acceder de forma sencilla a información y recomendaciones para una adecuada protección solar en función de la ubicación, la radiación ultravioleta y el fototipo del usuario. Y lo que es mejor aún: permite acceder a la base de datos Bot Plus 2.0, con información sobre los medicamentos que pueden provocar reacciones ante la exposición solar. Otras apps interesantes son Solare, Sun Shield y las específicamente infantiles que se presentan en forma de juego: Isdinsungame y Superprotector, creada por la AECC (Asociación Española contra el Cáncer).
  1. La tecnología prepara la piel. El equipo de radiofrecuencia clásica Indiba® es capaz de preparar la piel antes de la exposición solar, protegiéndola durante y regenerándola después. Varias sesiones dos semanas antes de abandonarse al sol mejoran la calidad de la piel, su apariencia y luminosidad, además de reducir las arrugas e incrementar la hidratación. En Novadona Espai de Salut utilizamos este equipo después de aplicar un peeling con efecto exfoliante para preparar la piel quitando el exceso de células muertas e hidratándola en profundidad y así preparamos la piel para un bronceado uniforme y sano, sin manchas.
  1. Los IR-A también dañan el pelo. Hasta ahora se creía que solo los rayos UV alteraban las fibras del pelo. Los infrarrojos (IR-A) también lo hacen, además de intensificar los efectos nocivos de los anteriores. Los cabellos teñidos se llevan la peor parte, ya que pierden el brillo y la intensidad. Un ritual veraniego que incluya un protector capilar en forma de aceite nutritivo o bruma minimizará el efecto negativo.
  1. Broncearse (y adelgazar). La Dysidea etheria de las Bermudas es un microorganismo que habita en las esponjas y que es capaz de imitar y potenciar el efecto del ejercicio físico de resistencia para mejorar el tono muscular. Este hallazgo fue premiado con el galardón de oro en el Congreso In-Cosmetics Asia 2014, y ya se incluye como ingrediente bioactivo marino en algunos fotoprotectores.
  1. Fotoprotección y maquillaje todo en uno. Somos fans de los fotoprotectores compactos con elevado índice de protección para la cara. Tienen textura oil-free y pueden aplicarse sobre el Serum y/o la crema hidratante dan color sin brillos y tienen un formato cómodo y práctico para llevar en el bolso y retocarte cuando sea necesario.
  1. El cuidado postsolar: con activos antioxidantes, calmantes, regenerantes y enzimas que reparan el ADN se aplica sobre piel limpia y seca después de la exposición solar. Algunos vienen formulados como crema-gel que contienen fotoliasas y endonucleasas capaces de reparar los dímeros de timina a nivel del ADN dañado por el sol.

Escrito por Dra. Inma González – Novadona Espai de Salut www.novadona.com

Si te gustó este artículo lo puedes compartir en tus redes (aunque lo leas unos días después de su fecha de publicación). También si quieres seguir este blog suscríbete a su newsletter desde la Home, o descárgate nuestra app gratuita.