Skin Yoga, la neurocosmética para cuidarte

0

Skin Yoga, la neurocosmética para cuidarteSkin Yoga, la neurocosmética para cuidarte. La “cosmética de la felicidad”, también conocida como neurocosmética, conecta con nuestro estado de ánimo y emociones y con ello potencia la salud y la belleza de nuestra piel. Consolidada como la nueva tendencia de belleza, Yacel® Skin Yoga aplica los principios de esta milenaria práctica oriental a sus fórmulas para combatir los signos del estrés en la piel.

Skin Yoga, la neurocosmética para cuidarteSkin Yoga Crema corporal ultrasuave relajante: Estimula el metabolismo celular y la eliminación de toxinas, además de la producción de endorfinas. La piel se libera de la tensión acumulada debido a la relajación de las fibras musculares, causantes de la congestión de los tejidos. La aplicación de Yacel Skin Yoga después de la ducha te hará disfrutar del efecto yoga de sus principios activos sobre tu piel calmándola, relajándote y encontrándote contigo misma. Esta acción te llevará a un mejor descanso y hará que te encuentres más deshinchada. Este efecto se potencia por la acción del BODY STYLIZE COMPLEX que ayuda a la perdida de volumen ocasionado por el estrés.

Skin Yoga Aceite seco relajSkin Yoga, la neurocosmética para cuidarteante corporal: Calma, hidrata y define tu cuerpo. La exclusiva combinación de siete aceites biológicos y el Body Elast Complex trabajan sinérgicamente para fundirse en tu piel de forma inmediata consiguiendo un potente efecto lifting antioxidante. Este es un tratamiento 100 % biológico de exquisita textura de acabado seco y no graso. Reduce las imperfecciones, aportando una sensación de relax y confort a todo tu cuerpo. Su exclusiva tecnología de aceite seco hacen posible la sensación de piel aterciopelada, suave y luminosa y el Body Elast Complex refirma poderosamente la piel ejerciendo un efecto lifting que ayuda a definir tu figura.

 

 También te puede interesar leer:

Innovación con dióxido de carbono

Nutrición comportamental la clave para adelgazar

Intolerancia a los cosméticos