Seguridad en el mundo digital

0

seguridad en el mundo digitalPero, de la misma forma que cerramos la puerta al salir de casa en el “mundo real”, también es importante adoptar ciertas medidas de seguridad en el mundo digital en el que nos hallamos inmersos cada día.

Para minimizar sus riesgos, Antoni Felguera, Responsable de I+D+i Seguridad en Barcelona Digital, nos da algunas pautas básicas de cómo comportarnos con seguridad en el mundo digital.

1. Mantente informado: estamos en un nuevo mundo, por lo que no tenemos excusas para no obligarnos a estar informados al respecto de las normas básicas de seguridad. De la misma forma que cuando vamos a otro país nos encargamos de proteger nuestra integridad, cuando accedemos al mundo digital hemos de tomar unas precauciones mínimas, que van a ir cambiando de acuerdo a los cambios tecnológicos que se produzcan.

2. Uso de contraseñas robustas: es típico utilizar como contraseña el nombre de nuestro perro, nuestro hijo, o nuestra fecha de nacimiento, o bien utilizar la misma contraseña para diferentes servicios, incluido el acceso a la aplicación de banca por Internet. Esto da grandes facilidades a los posibles atacantes y nos deja vulnerables frente a ellos. Utiliza diferentes contraseñas para diferentes servicios y que éstas sean robustas, es decir, tengan un mínimo de 8 caracteres, y utilicen letras (mayúsculas y minúsculas) y números.

3. Protégete (antivirus, backup, antispam): hay una serie de medidas que ya puedes tomar para proteger tus equipos y tu información, como los antivirus, los antispam, los antiespías o las copias de seguridad de tu información. Estas fáciles medidas de seguridad te garantizarán protección frente a un gran número de sustos.

4. No instalar programas de procedencia dudosa: muchas veces instalamos programas porque nos lo aconsejan terceros, o bien recibimos publicidad directa. Muchos de estos son fuente de virus y otros programas maliciosos. Procura utilizar siempre software legal que puedas actualizar frecuentemente y de una procedencia conocida.

5. Cuidado por dónde navegamos: de la misma forma que en el mundo real evitamos entrar en barrios peligrosos, en Internet hemos de procurar no visitar sitios web de reputación dudosa, pues pueden ser fácilmente fuente de problemas respecto de la infección de nuestro dispositivo o el robo de información personal.

6. “En Internet nadie sabe que eres un perro”: el lema de esta famosa viñeta describe perfectamente uno de los mayores problemas con respecto a la seguridad en Internet, y es que no podemos conocer la autoría de los mensajes que recibimos (correo, mensajería instantánea, etc.) y su veracidad. Desconfía de los mensajes si no son de fuentes conocidas y actúa con precaución.

7. Redes sociales: las comunicaciones personales se han multiplicado en las redes sociales y es más fácil por lo tanto que determinados actos inseguros se produzcan en este nuevo medio, como los ataques a la intimidad, a la privacidad, o el acoso. Ten precaución sobre lo que publicas en las redes sociales y ajusta bien el perfil de privacidad de tu red social favorita. Denuncia los usos abusivos que sufras.

8. Pon especial cuidado a los jóvenes en el mundo digital: especialmente vulnerables son los jóvenes en este nuevo medio debido a su edad e inexperiencia. La principal herramienta es la educación y el acompañamiento, pero debes saber también que dispones de herramientas de control parental para el acceso a Internet, y que muchos productos (como los videojuegos) disponen de señalización para indicarte la adecuación de los mismos a la franja de edad de tus hijos.

9. Cuidado con el dispositivo que utilizas para acceder a información sensible: accede a información sensible únicamente desde dispositivos confiables. Especial atención requiere el uso del móvil, que por su gran concentración de información personal está siendo objeto de muchos ataques. No le pierdas ojo, activa el bloqueo automático de pantalla, no actives bluetooth de forma pública y evita los enlaces de fuentes desconocidas. Aplican también al móvil los demás consejos que hemos expuesto más arriba.

10. Contratando servicios en el Cloud, o Nube: los servicios en el Cloud han ido proliferando últimamente. Muchos de ellos se ofrecen de forma gratuita, pero hemos de tener en cuenta que muchos de ellos tienen condiciones de uso abusivas para el usuario y que pueden llegar a almacenar información muy valiosa para nosotros. Lee las condiciones de uso, la política de seguridad que aplican, y compara hasta encontrar el proveedor que más te interese.