El pánico escénico

0
panico escenico ddermis

En todos nosotros reside el deseo de hacer bien las cosas, de dar lo mejor de nosotros mismos cuando nos mostramos ante el mundo o realizamos cualquier tarea.

 

Es normal sentir un mínimo de ansiedad ante ciertas prestaciones, sobre todo cuando se trata de algo nuevo a lo que no estamos acostumbrados, como por ejemplo hablar en público por primera vez.

panico escenico ddermis

En general un poco de ansiedad previa es bueno, pues nos motiva a prepararnos mejor y así evitar errores. Pero ciertas personas sienten una ansiedad excesiva, hasta tal punto que ésta ya no es útil sino que les bloquea totalmente. Es el caso de las personas que sufren de pánico escénico.

El “trac”…

Cualquier artista confesará que, justo antes de un espectáculo, tiene lo que los franceses llaman “trac”, es decir, nerviosismo previo a salir a escena. Esta inquietud desaparece normalmente en el momento en que el artista empieza a actuar implicándose totalmente en su papel.

La cosa se complica si este “trac” aparece con excesiva antelación (pueden ser meses) y además persiste durante todo el espectáculo, llevando al artista a estar más concentrado en sus síntomas que en su papel y a cometer errores, quedarse en blanco, tartamudear, sudar o, peor aún, a desmayarse ante el público.

En este punto es necesario precisar que ciertas personas empiezan a tener pánico escénico justamente a raíz de un incidente como los mencionados. Para otros, aunque no les haya ocurrido nunca que se quedaran en blanco, por ejemplo, lo que les asusta es la posibilidad de que les pueda pasar.

 En ambos casos el miedo puede llevar a evitar cualquier nueva aparición en público, lo que desde el punto de vista de la psicoterapia es lo peor que se puede hacer, pues la evitación perpetúa lo que se teme y aumenta la inseguridad y produce un sentimiento de fracaso.

¡Cuántos grandes artistas han tenido que renunciar a sus carreras por no ser capaces de afrontar de nuevo un escenario después de un incidente esporádico, debido seguramente al estrés!

… y los “bloqueos de performance”

Fuera de los escenarios, muchas personas padecen de miedos similares (llamados “bloqueos de performance”) cuando tienen que realizar alguna prestación en público (puede ser incluso ante una sola persona).

Muchas personas tienen miedo hablar en público, a intervenir en reuniones dando su opinión, a asistir a actos sociales o incluso a comer delante de otras personas.

Los miedos pueden ser muy variados, dependiendo de cada situación y de cada persona. Los más frecuentes son los siguientes: miedo a cometer errores o a decir algo estúpido o impropio, a no dar la talla, a perder el control y cometer un acto fuera de lugar o incluso escandaloso, quedarse en blanco, tartamudear, ruborizarse, sudar, atragantarse, vomitar o desmayarse. Pero hay muchos más…

Ante tales miedos la persona tiende a evitar la situación ansiógena lo que, como mencionado anteriormente, no es una buena idea, pues se corre el peligro de que el miedo se extienda también a otras áreas. En todos estos casos se recomienda acudir cuanto antes a terapia.

El pánico escénicoEscrito por Sophie-Anne Carton, Terapia Breve Estratégica, Coach y psicoterapeuta. Para dDermis Magazine

Si te gustó este artículo lo puedes compartir en tus redes (aunque lo leas unos días después de su fecha de publicación). También si quieres seguir este blog suscríbete a su newsletter