Masaje Kenkou El nuevo lifting japonés en el Centro Oxigen

0
Masaje Kenkou

El Masaje Kenkou tiene raíces chinas, pero alcanzó su zénit en Japón, en el año 1300 d.c. para cumplir con las altísimas expectativas estéticas de su Familia Imperial durante siglos. No se limita a reposicionar los rasgos. El Kenkou también combate el estrés, el abatimiento y la angustia.

Masaje KenkouEn el centro Oxigen de Barcelona ya han introducido este completo protocolo holístico facial de efecto lifting que se desarrolla a base de un masaje neurosensorial sobre cuello, escote, nuca, labios, ojos, nariz y ojeras. El masaje Kenkou se sirve de sus propias técnicas perfeccionadas desde la Antigüedad para quitarte años y problemas.

Este tratamiento va mucho allá de la prevención estética. El hecho de incluir en el masaje puntos de digitopuntura ofrece la posibilidad de mejorar no solo la zona “tocada” sino otras partes del cuerpo.

Efectos:

• Acción lifting. Los tejidos se reposicionan.
• Regenera los planos más profundos de la piel activando la acción de las células encargadas
de hacerlo.
• Libera la tensión muscular y tonifica el rostro evitando los rictus más tensos.
• Armoniza el flujo de la energía vital para que el organismo cumpla mejor con todas sus
funciones.
• Mantiene la elasticidad del tejido muscular.
• Remodela el óvalo facial.
• Incide sobre los nervios que controlan la mímica facial suavizando las facciones.

Ritual:

1. Durante la primera parte del tratamiento el masaje se realiza de forma lenta y armónica
para predisponer al cliente al abandono absoluto. De este modo puede reconducir sus sensaciones a un estado profundo de relax.

2. Se incrementa la velocidad de los movimientos con el fin de estimular el sistema
nervioso.

3. Se vuelven a efectuar maniobras lentas. En esta fase la clienta experimentará la
sensación de haber efectuado un viaje a través de los sentidos.
Antes de comenzar el masaje –y después de haber desmaquillado la piel con suavidad- se realiza un examen exhaustivo del rostro de forma visual y con palpación.

El motivo es estudiar detenidamente el nivel de flacidez del rostro y el deterioro del tejido conjuntivo para saber las necesidades estéticas de cada caso.

Duración: 90 minutos.
Precio: 125 €.

Si te gustó este artículo lo puedes compartir en tus redes (aunque lo leas unos días después de su fecha de publicación). También si quieres seguir este blog suscríbete a su newsletter

OXIGEN BELLESA