Los ovocitos estimulados puede facilitar el embarazo

0

Los ovocitos y la infertilidad

La infertilidad es un mundo. Las pacientes que acuden a nuestras consultas conocen hormonas y  pruebas como si de especialistas se tratara.

Revoltillo de emociones y de información, muchas veces obtenida por la propia persona y con muchas dudas sobre todo. Ellos también.

Con sorpresa nos enteramos de que cada mujer tiene una reserva ovárica. Es decir, que aunque nunca nos lo hayan contado ni se nos haya ocurrido pensarlo nuestros óvulos son limitados.

Cuando se habla de reserva ovárica hablamos de la cantidad de ovocitos dentro de los ovarios de la mujer en cada momento de su vida.

Estos ovocitos tienen la posibilidad de ser ovulados y posteriormente ser fecundados.

La cantidad de óvulos va disminuyendo progresivamente y es fácil de entender: a mayor edad, menos reserva ovárica y mayor dificultad para conseguir un embarazo.

Es uno de los factores a tener en cuenta cuando el embarazo no llega fácilmente.

Estamos hablando de una cantidad aproximada de un millón de ovocitos en los ovarios de cada mujer y me fascina saber que en el quinto mes de gestación ya están formados.

Estos ovocitos, se van “gastando” sobre todo desde la primera regla -menarquía- hasta llegar a la menopausia.

La pérdida de ovocitos es continua y la mayoría se degradan sin llegar a “usarse” en las menstruaciones -que pueden ser entre 400 y 500 durante la vida de cada mujer y la pérdida no es la misma durante la vida, por lo que se puede llegar al final con unos pocos.

La maduración del ovocito dura aproximadamente un año, durante este tiempo la mayoría son reabsorbidos y solo uno consigue llegar a la ovulación.

Durante este proceso de maduración hay un momento en el que empiezan a ser influidos por las hormonas que segrega la mujer y por el medio en el que se encuentran.

Los ovocitos estimulados puede facilitar el embarazoMedicina Tradicional China una aliada para el embarazo

En este momento, la Medicina Tradicional China puede empezar a actuar aportando nutrientes y sangre para mejorar la calidad.

También podemos encontrar fallos de este proceso en mujeres jóvenes, aunque sea menos frecuente que disminuya la irrigación.

Los ovocitos más bien irrigados y con más oxígeno tienen tasas más altas de fecundación y más éxito en los tratamientos de FIV.

Sabemos que la edad más fértil de la mujer es entre los 16 y los 35 años.

A partir de aquí empieza un descenso rápido y disminuye de manera importante a partir de los 40. A partir de dicha edad, hay menos ovocitos y son de peor calidad, cosa que aumenta las posibilidades de tener dificultad para obtener un embarazo.

La ovodonación una alternativa de preservación

Una de las opciones que se ofrece es la ovodonación. Al empezar un estudio de fertilidad, es importante establecer la reserva ovárica de la mujer en cuestión, para saber en qué situación está.

Es fácil y lo haremos mediante un análisis de la Hormona Antimulleriana (porque la descubrió Müller) y nos dará la medida de cuantos quedan y en qué estado se encuentran.

Como escuché en Tv hace unos días a una especialista en fertilidad, a las mujeres nos enseñan mucho (tema muy importante) como hacer para NO quedarnos embarazadas pero a nadie se le ocurre explicar qué pasa con la reserva ovárica.

Cada vez se retrasa más la edad en que las mujeres empiezan a plantearse la maternidad y no contamos con todos los tropiezos que pueden aparecer, incluso acudiendo a una clínica de reproducción asistida.

El hecho de buscar ayuda, no exime de un largo camino en muchos casos.

En los centros de reproducción asistida ayudarán a la estimulación ovárica mediante tratamientos hormonales para conseguir los embarazos.

En algunos centros pueden ayudar a conseguirlo siguiendo ciclos naturales sin tratamiento hormonal.

Aquí es donde entramos nosotros con los tratamientos de acupuntura. Se ha demostrado mediante estudios científicos la efectividad de la acupuntura para diferentes patologías y el campo de la fertilidad es uno de ellos.

La acupuntura una ayuda a conseguir el embarazo

Podemos ayudar a la mujer a mejorar la calidad de los óvulos, regular las hormonas, regular el ciclo menstrual en caso de que sea necesario, aumentar el flujo de sangre hacia ovarios y útero, mejora la respuesta ovárica a las gonadotrofinas, mejora la cantidad del endometrio para la implantación y ayuda a la relajación de la paciente con predominio del sistema parasimpático que ayudara a que todo funcione mejor.

Mejoran las tasas de éxito en los ciclos con fertilidad asistida y ayudan a controlar los posibles efectos secundarios de las diferentes técnicas de reproducción asistida como puede ser la hiperestimulación ovárica.

Un secreto: Nuestro gran éxito es cuando las pacientes consiguen el embarazo antes de empezar el tratamiento de fecundación asistida.

Los ovocitos estimulados puede facilitar el embarazo
Escrito por Dra. Margarita de Legórburu Bella para dDermis Magazine. Licenciada en Medicina. Diplomada en acupuntura por las escuelas de Pekín (China), Sri-Lanka y la Fundació Bosch i Gimpera (Universitat de Barcelona).

 

Si te gustó este artículo lo puedes compartir en tus redes (aunque lo leas unos días después de su fecha de publicación). También si quieres seguir este blog suscríbete a su newsletter