Las zapatillas deportivas no son para correr

0
zapatillas deportivas

Mientras escribo este artículo sobre zapatillas deportivas, no deja de venirme a la mente en bucle una escena de la película de los 80’S protagonizada por Melanie Griffith: Armas de mujer.

En una escena el espectador era testigo del trayecto que una neoyorquina hacía desde su casa hasta la oficina, a toda prisa con ferry incluido. En ese tiempo me sorprendió que una ejecutiva fuera a la oficina vestida con traje chaqueta y con zapatillas deportivas (que cambiaba por zapatos al llegar a destino). Porque, para esos entonces, en España era inconcebible ir a trabajar con un calzado que no fuera un clásico salón de tacón.

zapatillas deportivasLos tiempos cambian y las zapatillas deportivas se han convertido en una pieza fundamental en cualquier armario, seas deportista o no.

De hecho, un reciente estudio estadounidense dice que el sector denominado «ocio deportivo» fue el que más ha aumentado, con una subida del 17%; mientras que la zapatilla de «rendimiento», es decir, la desarrollada específicamente para hacer deporte, no sólo no ha aumentado, sino que ha decrecido un 10%.

Las zapatillas deportivas en EEUU

Cuando EEUU se resfría, Europa estornuda. Así que esta tendencia al alza del consumo de zapatillas life-style también la vemos en España. Por ello en Suecos también hemos tenido que adaptarnos a las preferencias de los consumidores y hemos desarrollado la gama ALMA y la gama GRIM en esa línea.

Y confieso que también yo, una amante de los zapatos clásicos y femeninos, he ido a trabajar, alguna vez, con zapatillas.

Es cierto que pierdes algo de glamour, pero los diseños actuales son fantásticos y mis pies y mi espalda, al final del día, lo agradecen.

Artículo escrito por Rosa Novoa. Directora General de Suecos

Si te gustó este artículo lo puedes compartir en tus redes (aunque lo leas unos días después de su fecha de publicación). También si quieres seguir este blog suscríbete a su newsletter

Suecos Banner