Las castañas ofrecen grandes beneficios para nuestra salud

0
Las castañas

Ya sean asadas o crudas, los beneficios de las castañas para nuestra salud son múltiples.

Las castañas ya ocupan un lugar privilegiado en los puestos del mercado y del supermercado. Es un fruto seco rico en hidratos de carbono, vitaminas y minerales, cuyo contenido en grasa es bajo.

Las castañas

Las castañas, ricas en hidratos de carbono, son una buena fuente de energía y ayudan a calmar el hambre.

Los carbohidratos que aportan son los denominados “complejos”, que el organismo absorbe lentamente, de modo que mantienen niveles de azúcares equilibrados y quitan la sensación de hambre. La fibra que aporta es útil para el organismo.

Es un buen remedio en el caso de diarrea, por la presencia de los taninos (con propiedades astringentes) en su composición.

La vitamina B que aporta puede aprovecharse totalmente si se consumen crudas y las vitaminas de este grupo que aportan contribuye a paliar la apatía o melancolía de esta época.

Su contenido en B2 es beneficiosa para el cuidado de la piel. En cuanto a los minerales, destaca su aporte en potasio, que ayuda a controlar la retención de líquidos, evita la hipertensión y favorece la diuresis (es buena para los problemas de riñón), favorece la síntesis de las proteínas y permite convertir los hidratos en glucógeno (reserva de glúcidos en el hígado).

El hierro que aportan las castañas permite prevenir la anemia y los dolores de cabeza asociados a este problema.

Durante el embarazo y la lactancia sus propiedades favorecen la buena formación del feto.

Cada 100 gramos de castañas comestibles aportan 190 kcal. (hay que recordar que otros frutos secos como las almendras, las avellanas o las nueces rondan las 500 kcal. por 100 gr), 36,5 gr de hidratos de carbono, 6,7 gr de fibra, 2,65 gr de proteínas y 2,2 gr de grasa (nada de colesterol).

Contiene Vitamina C (17,2 mg.) y Vitamina E (1,2 ug.), también Vitamina A (4 ug.), Vitamina B2 o riboflavina (0,23 mg.), vitamina B1 o tiamina (0,18 mg.) y Vitamina B-6 o piridoxina (0,32 mg.).

En cuanto a los minerales, aporta 500 mg. de potasio, 74 mg. de fósforo, 36,53 mg. de calcio, 34,3 mg. de magnesio y 2,36 mg. de zinc, según los datos de la Base de Datos Española de Composición de Alimentos. Su alto contenido en agua, casi la mitad de su peso, y su mínima cantidad de grasa, similar a la que aportan los cereales, hacen que sea uno de los frutos secos de menor contenido calórico.

Pero, ¿cuáles son las propiedades más importantes y destacadas de las castañas?

Lo más destacado en un primer momento son las pocas calorías que tienen, algo que se combina muy bien con su alto contenido en fibra, proteínas e hidratos de carbono.

Precisamente gracias a su alto contenido en fibra se convierten en unos alimentos adecuados contra el estreñimiento. Además, son útiles en dietas de adelgazamiento porque ejercen un efecto claramente saciante. Son una buena fuente de minerales, entre los que destacamos el magnesio, potasio, hierro y fósforo, y según algunos estudios se les atribuyen propiedades tanto antiinflamatorias como vasculares.

Aunque son conocidas también porque en las digestiones pueden llegar a resultar pesadas, si las masticamos bien y no las comemos en exceso, esta cuestión quedaría solventada.

Eso sí, para aquellas personas que tengan un estómago delicado, recomendamos que sean consumidas en forma cocida o asada, antes que crudas.

Propiedades más importantes

  • Alto contenido en hidratos de carbono, proteínas y fibra.
  • Bajo contenido calórico (en torno a 190 Kcalorías/100 gr.).
  • Alto contenido en minerales: magnesio, potasio, hierro y fósforo.
  • Propiedades vasculares reconstituyentes y antiinflamatorias.

El otoño es una buena época para disfrutarlas, sobretodo porque puedes ir al campo en compañía de tu familia, pareja o amigos, armarte con una bolsa y un palo de madera y pasar un día inolvidable buscando castañas en las jornadas más hermosas de esta bella época del año.

Si te gustó este artículo lo puedes compartir en tus redes (aunque lo leas unos días después de su fecha de publicación). También si quieres seguir este blog suscríbete a su newsletter

Las castañas