Las alergias en primavera nos altera nuestra salud

Durante el frío invierno solemos escuchar el deseo de que llegue la primavera. Superar los resfriados y las gripes.

¿Cómo nos afecta la primavera?

La primavera es el inicio de muchas cosas, todo florece, nuevos planes, proyectos y ganas de expansión. Más horas de luz, cambio de hora, brotan los árboles y cambiamos algunos hábitos con más ganas de vida social y el inicio de la carrera de fondo que es llegar a fin de curso.

Si nuestra energía no está al máximo pueden aparecer problemas frecuentes de primavera como las alergias que es una de las que más llama la atención por su clara estacionalidad. En esta estación de cambios la adaptación de nuestro cuerpo ha de hacer un gran esfuerzo.

Las alergias en primavera¿Qué es la alergia?

La alergia es una hipersensibilidad del sistema inmunitario.

Puede ser un trastorno leve y solamente molesto o puede llegar a ser de gravedad.

Existen diferentes tipos de alergias con manifestación respiratoria, cutánea o generalizada. A fármacos a alimentos, plantas, metales, etc. Con manifestaciones distintas. En casos graves pueden desencadenar graves crisis de asma o llegar a un shock anafiláctico poniendo en peligro la vida de quién lo sufre.

Con diferencia las más frecuentes son las alergias llamadas estacionales.

Alergias Estacionales

Las alergias estacionales se producen durante la polinización y el contacto con los granos de polen. Afecta a los ojos y la nariz como podría pasar con un resfriado, pero éstas aparecen únicamente durante la polinización de diferentes plantas.

La más frecuente es la alergia a las gramíneas, también conocida como “fiebre del heno” pero varía por territorios y dependiendo del clima de cada año.

Durante la primavera también aparecen más enfermedades exantemáticas en los niños, conjuntivitis y al estar más al aire libre picaduras de bichos varios.

Basándonos en la experiencia y de la mano de la Medicina Tradicional China, también aparecen más herpes zoster (mismo virus que la varicela), vértigos, migrañas, astenia y brotes de artritis. Patologías que claramente empeoran con el viento.

Mejora las alteraciones de la primavera en tu salud

Mediante acupuntura podemos mejorar todos estos síntomas, pero la mejor idea es la prevención, que cada paciente la recuerda sin dificultad. Empezar el tratamiento para reforzar la energía y que los síntomas no lleguen a aparecer. Tenemos resultados muy gratificantes.

Con unas pequeñas e indoloras agujas vamos a restablecer el efecto inmunomodulador del organismo.

Actualmente han aparecido incluso App que nos van a ayudar a saber cómo van las polinizaciones, y nos ayudarán a prevenir.

No esperes a llegar a fin de trimestre para recordar que tienes cuerpo. Y recuerda: nadie se puede cuidar por ti.

Escrito por Dra. Margarita de Legórburu Bella para Salud de Mujer Magazine. Licenciada en Medicina. Diplomada en acupuntura por las escuelas de Pekín (China), Sri-Lanka y la Fundació Bosch i Gimpera (Universitat de Barcelona).

 

leotron extraordinarios vitaminas