La importancia de la Dermatología Estética para el ánimo y el bienestar emocional

0

Pero… ¿de verdad es importante la Dermatología Estética para mejorar el ánimo y alcanzar el bienestar emocional? Y, desde el punto de vista contrario… ¿acaso es importante tener buen ánimo y bienestar emocional para valorar positivamente la Dermatología Estética?

Sí. Rotundamente sí.

La importancia de la Dermatologia Estetica para el animo y el bienestar emocionalExisten investigaciones que lo intuyen1,2, y otras, como la que hemos realizado nosotros, que lo demuestran: 770 individuos respondieron al cuestionario DEBIE (Dermatología Estética y Bienestar Emocional)confirmando esta afirmación.

Sabemos que la piel es el principal elemento de nuestro cuerpo en la valoración de la imagen corporal, repercutiendo de forma directa en nuestro autoconcepto y autoestima. Y sabemos que dicha autoestima, está directamente relacionada con el bienestar emocional4.

El aspecto de nuestra piel

Por tanto el aspecto estético de la piel repercute directamente en el bienestar emocional de las personas.

Son bien conocidos los problemas de autoestima y las consecuencias sobre la calidad de vida que se producen en algunas enfermedades visibles de la piel3. Pero además, el cuidado de la piel sana y su belleza/apariencia, y por tanto su estética, han estado ligadas a la evolución de la sociedad humana desde el inicio de los tiempos (manejo de los pigmentos en la prehistoria, antiguo Egipto, Grecia hipocrática, Roma…)4.

Ya los filósofos clásicos Platón y Aristóteles relacionaban el concepto de “lo estético” (aquello que puede ser percibido por los sentidos) con el bienestar.

La  percepción de la belleza y el influjo que ésta ejerce sobre nuestra mente es más intenso de lo que a simple vista se puede suponer6.

La evolución de la estética ha continuado hasta la actualidad. Con el aumento de la esperanza de vida, se ha incrementado el interés de la población por prolongar la juventud con las inevitables connotaciones de belleza, bienestar y autoestima.

Aquellos tratamientos y cuidados de la Dermatología Estética que aminoran el paso del tiempo en la piel repercuten directamente en el estado de bienestar emocional de las personas1,7.

Los cuidados y mejoras estéticas

Está ampliamente experimentado que tras procesos dermatológicos estéticos como los rellenos inyectables para arrugas, toxina botulínica para las líneas de expresión, rejuvenecimiento de la piel con láser y otras fuentes de luz, peelings químicos, mesoterapia y cosmecéutica, aumenta la confianza y mejora la vida social y sexual.

Los pacientes sometidos a intervenciones cosméticas dicen sentirse más saludables y más satisfechos con su apariencia, menos ansiosos o depresivos, con mejor bienestar emocional y con más confianza en sí mismos1,8.

Por otra parte, si nos dirigimos a la población general y no a pacientes (datos obtenidos de aplicación del cuestionario DEBIE en 770 personas de la población general española9) observamos que existe también una percepción positiva de lo que la población espera de la Dermatología Estética.

Un dato interesante, y tal vez sorprendente obtenido de esta investigación, es que las personas con alta autoestima, asertivas, optimistas y motivadas, valoran más el cuidarse y mejorar su piel mediante tratamientos de dermatología estética.

Por tanto, las personas que se quieren y se valoran, desean cuidar el aspecto de su piel y ralentizar en lo posible los signos de envejecimiento, más que aquellas pesimistas o con baja autoestima.

O dicho de otro modo: cuanto más guapo me encuentro, más guapo quiero estar.

Es una conclusión obvia que la Dermatología Estética y el bienestar emocional son conceptos claramente relacionados, y por tanto, cuando actuamos mejorando la estética del paciente, estamos mejorando también su bienestar emocional.


Bibliografia

  1. Sadick NS. The impact of cosmetic interventions on quality of life. Dermatology Online Journal 2008;14:2. Disponible en: http://anagen.ucdavis.edu/148/commentary/qualityoflife/sadick.html. Consultado el 19 de abril de 2013.
  2. Koblenzer G. Psychosocial aspects of beauty: how and why to look good. Clin Dermatol 2003;21:473–75.
  3. Martínez-González MC, Martínez-González RA, Guerra-Tapia A. Aesthetic dermatology and emotional well-being questionnaire. J Cosmet Dermtol. 2014; 13:336-45.
  4. Goleman D, Boyatzis R, McKee A. Primal Leadership. Realizing the Power of Emotional Inteligence. United States of America: Harvard Business School Press, 2002. ISBN 1-57851-486-X.
  5. Potocka A, Turczyn-Jabloñska K, Merecz D. Psychological correlates of quality of life in dermatology patients: the role of mental health and self-acceptance. Acta Dermatovenerol Alp Panonica Adriat 2009;18:53-8, 60, 62.
  6. Fernández C, Cordero A, González L. La Dermocosmética. Acta Bioclínica 2012;4:11-5.
  7. Honigman R, Castle DJ. Aging and cosmetic enhancement. Clin Interv Aging 2006; 1:115-19.
  8. Taieb CR, Rahhali N, Perez-Cullell N, Sibaud V. CosmeceutiQoL: A tool for assessing dermo-cosmetic products ́ impact on quality of life. J Cosmet Laser Ther 2012;14:18-23.
  9. Martínez-González MC, Martínez-González RA, Guerra-Tapia A. Percepción de la población general sobre la Dermatología Estética y su contribución al bienestar emocional. Resultados finales según factores demográficos. Simposio: Investigación y Docencia en Psicodermatología. AEDV 2015- 43 Congreso Nacional de Dermatología y Venereología. Sevilla:13-16  mayo 2015.

Informe realizado por las doctoras en dermatología

Clínica Dermatólogas Guerra

Si te gustó este artículo lo puedes compartir en tus redes (aunque lo leas unos días después de su fecha de publicación). También si quieres seguir este blog suscríbete a su newsletter