Investigacion y desarrollo para el cuidado de la piel en el cáncer de mama

0

Investigacion y desarrollo para el cuidado de la piel en el cáncer de mama.

En los últimos años se ha puesto cada vez más interés en el cuidado de la piel de las pacientes con cáncer de mama.

El tratamiento oncológico es el pilar más importante (cirugía, quimioterapia, hormonoterapia, radioterapia), pero el manejo exitoso de los efectos adversos derivados de estos tratamientos tiene un gran impacto positivo en las pacientes.investigacion-y-desarrollo-para-el-cuidado-de-la-piel-en-el-cancer-de-mama

Cuidado de la herida quirúrgica

Tras la cirugía quedará un hundimiento por la eliminación de tejidos y una cicatriz en superficie por la incisión cutánea. En los últimos años se realiza una reconstrucción muy precisa de la mama con técnicas de reconstrucción de areola y pezón que alcanzan excelentes resultados. Se usan también injertos grasos (extrayendo grasa, por ejemplo abdominal, para injertarla y reponer esa pérdida de volumen) que alcanzan excelentes resultados, duraderos y muy naturales. Para la cicatriz en superficie se indican productos que pueden usarse desde el mismo día de la intervención, como siliconas semioclusivas, y posteriormente parches de silicona para optimizar los resultados. La hidratación de la misma, por ejemplo con aceites antiinflamatorios como la rosa de mosqueta, puede contribuir a mejorar la estética final de dicha cicatriz. Posteriormente, aquellos casos donde persista cicatriz marcada, pueden ser mejorados notablemente con tratamiento láser.

Cuidado de las alteraciones cutáneas derivados de la quimioterapia y radioterapia

La quimioterapia en el cáncer de mama (antraciclinas como doxorrubicina, gemcitabina, capacitabina, taxanos, agentes alquilantes como cisplatino, ciclofosfamida…) produce en mayor o menor medida alteraciones cutáneas. La intensidad de dichas alteraciones viene determinada por susceptibilidad individual de las pacientes y por el tipo de quimioterapia recibida. En general la piel se vuelve mucho más sensible. La alteración en la barrera cutánea hace que se deshidrate más fácilmente, se fisure e incluso salgan ronchas que pican (eczemas). Es una piel más sensible a quemarse con el sol, predispuesta a desarrollar manchas marrones con más frecuencia. Los recientes consensos sobre las recomendaciones para estas pacientes incluyen: duchas cortas con agua tibia, uso de jabones de pH adecuado (ejemplo jabones syndet), hidratación cutánea abundante con productos emolientes que a ser posible lleven principios activos calmantes como la niacinamida, polidocanol, rosa de mosqueta, óxido de zinc, aguas termales… evitando los perfumes, fragancias y conservantes agresivos. Será importante además una correcta fotoprotección solar (factor de protección 50), existiendo en los últimos años fotoprotectores solares con capacidad hidratante añadida.

Investigacion y desarrollo para el cuidado de la piel en el cáncer de mama
Foto de Maribel Franco

Cuidado de las alteraciones en cabello y uñas

La quimioterapia puede inducir caída de cabello y uñas. Es importante pensar si se va a querer llevar peluca, o si por el contrario se preferirá llevar pañuelo o llevar el cuero cabelludo al aire (en este caso extremar la fotoprotección solar). En caso de optar por pelucas, las hay de pelo natural (aspecto completamente natural, aunque requieren más cuidados), semisintéticas o sintéticas (cada vez mejor conseguidas). Se recomienda dejar transpirar al pelo mínimo 6-8 horas al día. Se hidratará también la piel del cuero cabelludo y se tendrá precaución con el sol. Prácticamente todas las caídas de pelo tras la quimioterapia son reversibles, y cuando empieza a salir nuevo pelo, si se ha acabado ya con la quimioterapia se recomendarán vitaminas y productos que aceleren la regeneración del mismo. El maquillaje corrector es de gran utilidad. Para el cuidado de las uñas se recomendarán lacas hidratantes y minerales.

Investigacion y desarrollo para el cuidado de la piel en el cáncer de mama
Dra. Mayte Truchuelo

Escrito por la Doctora Mª Teresa Truchuelo Díez. Médico especialista en Dermatología y Venereología médico quirúrgica. Doctora por la Universidad de Alcalá. Profesora asociada en la universidad de Alcalá. Máster en dermatología estética. Coordinadora y ponente en el Máster de Dermatología estética impartido por la Universidad de Alcalá.