Expertos instan a priorizar la atención del dolor crónico

0

El dolor crónico afecta a uno de cada cinco europeos 

Actualmente no hay cifras exhaustivas sobre el impacto del dolor crónico en la sociedad. Sin embargo, algunos estudios están empezando a ilustrar la magnitud de este problema. Por ejemplo, los costes directos e indirectos del dolor músculoesquelético, que provoca casi el 50% de bajas laborales de al menos tres días y el 60% de incapacidad laboral permanente, se han estimado en 240 mil millones de euros cada año, suponiendo hasta el 2% del PIB en la UE.

El dolor es un elemento fundamental de la experiencia de los pacientes en muchos centros de salud (dolor crónico primario, dolor postoperatorio, dolor oncológico, dolor neuropático, dolor de cabeza y dolor visceral) y la calidad de su atención puede ser considerada como un indicador de la calidad general del Sistema Sanitario.

Sin embargo, en muchos casos, el dolor de los pacientes está, aún hoy, no del todo bien evaluado y, aunque existen varios estudios sobre los niveles de dolor en algunos estados miembros de la UE, no hay disponible un estándar comparativo de la calidad en Europa para los consumidores y pacientes.

El dolor crónico, que es el que persiste durante más de 3 meses,  es un problema de salud específico que afecta a 1 de cada 5 adultos en Europa y que conduce, entre muchos otros a trastornos del sueño, ansiedad, depresión y baja autoestima. Por tanto, este tipo de patología deriva en un síndrome típico e incluso en una enfermedad. El dolor crónico llega a dominar la vida de las personas afectadas y, a menudo, también de la familia, amigos y cuidadores.

El dolor afecta a más del 70% de los pacientes oncológicos y hasta el 80% de los casos con cáncer avanzado, suponiendo una parte muy importante de los cuidados paliativos. El alivio del dolor es, por tanto, una preocupación importante para este tipo de pacientes. A largo plazo, aproximadamente del 5 al 10% de los supervivientes sufren dolor crónico intenso que interfiere en su actividad diaria.

Simposio Societal Impact of Pain 2016

Los días 23 y 24 de mayo, tuvo lugar el Simposio Societal Impact of Pain 2016 (Impacto Social del Dolor), con el objetivo involucrar a todos los grupos que participan en la elaboración de políticas futuras que afectan al impacto social del dolor. El SIP está organizado por la Federación Europea del Dolor y este año cuenta por primer vez con la colaboración oficial de la comunidad de pacientes, representados por Pain Alliance Europe(PAE) y por la sociedad civil representada por Active Citiezenship Network (ACN), colaboradores en el SIP 2016, aportando valor añadido al abordaje del impacto social del dolor.

Los objetivos del Simposio SIP de este año han sido respaldados por más de 150 organizaciones científicas y en defensa del abordaje del dolor.

El resultado del simposio ha incluido sugerencias y recomendaciones concretas, tras un debate en profundidad, para cambiar la atención del dolor y sus efectos en la sociedad. Entre ellas:

  • Establecer una plataforma europea sobre el impacto social del dolor.
  • Integrar el dolor crónico dentro de las políticas de la UE sobre las enfermedades crónicas.
  • Procurar que la atención del dolor sea una parte de las políticas y estrategias sobre el cáncer.
  • Iniciar políticas que aborden el impacto del dolor sobre el empleo.
  • Poner en práctica ajustes en el lugar de trabajo para las personas con dolor crónico.
  • Aumentar la inversión en la investigación del dolor.
  • Priorizar el dolor dentro de la educación para los profesionales de la salud, los pacientes y el público en general.