Erradicar el tabaquismo para frenar la epidemia de cáncer de pulmón

Los oncólogos advierten de la necesidad de seguir combatiendo el tabaquismo para frenar la epidemia de cáncer de pulmón.

Este tumor se está feminizando y podría ser el más frecuente en mujeres en pocos años, según subraya el grupo ICAPEM.

El cáncer de pulmón es en la actualidad la primera causa de mortalidad por tumores entre los hombres y la tercera en las mujeres en nuestro país, según las últimas cifras disponibles. Además, la tendencia actual indica que la aparición de nuevos casos en mujeres va a seguir creciendo hasta convertirse en el tumor más habitual en las mujeres, por delante incluso del cáncer de mama.

Con motivo del día mundial del cáncer de pulmón, que se celebró el pasado 17 de noviembre, el grupo de Investigación en Cáncer de Pulmón en Mujeres, ICAPEM, ha lanzado una llamada de atención para que no se relajen las políticas antitabaco y se ponga el foco de las políticas de salud pública en la prevención de este tumor.

“El 80% de los casos de cáncer de pulmón está relacionado con el tabaco”, ha recordado el presidente de ICAPEM, el Dr. Javier de Castro, oncólogo médico del Hospital Universitario La Paz de Madrid y especialista en tumores torácicos.

“Existen también casos de cáncer de pulmón entre no fumadores, pero sin el tabaco, estaríamos hablando de una enfermedad rara y no de la epidemia que afrontamos en la actualidad”.

frenar la epidemia de cáncer de pulmón

Mantener el cumplimiento de la ley antitabaco para evitar el humo de los cigarrillos en espacios públicos, lugares cerrados y centros de trabajo es clave en esta tarea; “pero no podemos quedarnos ahí y es necesario seguir protegiendo a los fumadores pasivos (especialmente a los niños), y seguir realizando campañas para lograr la deshabituación tabáquica de un porcentaje cada vez más amplio de fumadores, con especial énfasis en los jóvenes y en las mujeres”.

El tabaquismo en las mujeres

La incorporación más tardía de las mujeres al tabaquismo también está relacionada con el repunte de casos de cáncer de pulmón entre mujeres que se está experimentando en la mayor parte de los países occidentales; y una tendencia a la que España no es ajena. “Cuando hablamos de cáncer de pulmón, hablamos de una enfermedad que se está feminizando y todos los profesionales sanitarios debemos ser conscientes de ello para ampliar nuestro foco a la hora de sospechar de un posible diagnóstico”.

De hecho, aunque la frecuencia y la mortalidad de este diagnóstico han disminuido entre el sexo masculino ligeramente, la mortalidad por cáncer de pulmón en el sexo femenino ha aumentado casi un 50% en los últimos años.

Las previsiones de la Agencia Internacional de Investigación en Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alertan del incremento de casos de cáncer de pulmón de aquí al año 2040. En España, concretamente, podrían aumentar los 6.914 casos que se estiman para el año 2018 a más de 8.600 en 2040.

 Liderazgo de la Oncología española

“Además de la prevención, este día mundial nos debe servir para seguir reforzando la importancia de la investigación, como única vía para mejorar las cifras de supervivencia y las probabilidades de nuestros pacientes de hacer frente a la enfermedad”, ha destacado asimismo el Dr. De Castro. “La oncología española está jugando un papel destacado en numerosos ensayos clínicos internacionales y numerosos investigadores de nuestros hospitales son líderes mundiales en el abordaje de este tumor”.

En este sentido, el presidente de ICAPEM ha destacado que en las últimas décadas el cáncer de pulmón ha vivido una ‘edad de oro’ gracias al desarrollo de nuevas terapias que han logrado mejorar los porcentajes de supervivencia de la quimioterapia. “Hoy en día tenemos un amplio conocimiento de los mecanismos moleculares de la enfermedad, podemos ponerle ‘apellidos’ a los tumores de cada uno de nuestros pacientes para administrar en cada caso la terapia más adecuada”, explica.

En este sentido, desde ICAPEM se trabaja especialmente para impulsar la investigación acerca de las características biológicas y ambientales que provocan diferencias de género en el cáncer de pulmón con el fin de mejorar el abordaje y pronóstico de la enfermedad entre las mujeres. “Además, no podemos olvidar el aspecto psicosocial y familiar que tiene, tanto el cáncer en general como el de pulmón en particular, cuando la afectada es la mujer.”

El futuro en investigación

De cara al futuro, el Dr. De Castro espera que se puedan seguir obteniendo avances en el terreno de la biopsia líquida, de manera que una muestra de sangre del paciente permita el diagnóstico y en análisis de la respuesta a las terapias, de una manera mucho menos invasiva que con los métodos actuales. “Los próximos años van a ser claves para tratar de cronificar al menos algunos subtipos de cáncer de pulmón. Sólo con una apuesta por la prevención y la investigación conseguiremos entre todos revertir las cifras tan poco alentadoras que ahora nos alertan las previsiones”, ha concluido.

¿Te gusta?