Entrevista a Dra. Inma González

0

Entrevista a Dra. Inma GonzálezEntrevistamos a la Dra. Inma González, directora médica de directora del CiSIG  y coordinadora del Master de Medicina estética y bienestar del CoMB -UB.

CiSIG  es el Centro Médico Integral dedicado a la mujer desde hace casi 25 años situado en el corazón de Les Corts, Barcelona.

Dra. González, ¿qué cambios ha aportado la crisis a los centros de Medicina Estética?

A pesar de la crisis, la medicina estética es un sector en claro crecimiento:

· En España los tratamientos de medicina estética están creciendo entre un 8% y 10% anual.

· Para 2014 se prevé que el crecimiento en Europa superará al de Estados Unidos, un 11% frente a un 9%.

Se está produciendo un cambio de tendencia, los potenciales pacientes se están decantando por tratamientos medico-estéticos en lugar de quirúrgicos. Esto se debe a tres motivos:

  1. Incremento de la durabilidad de los tratamientos medico-estéticos.
  2. Motivo económico debido a la crisis, procedimientos más económicos que los quirúrgicos.
  3. A los factores anteriores hay que seguir incluyendo el componente del miedo de pasar por quirófano.

Estos factores han originado que en los últimos años haya aumentado el número de pacientes que demanden este tipo de servicios medico-estéticos y también en número de centros que los ofrecen (entre 2011 y 2012 crecieron un 20%).

Según un estudio de la SEME (Sociedad Española de Medicina Estética), un 22,8% de los españoles, es decir, casi uno de cada cuatro, reconoce haber utilizado algún tratamiento de medicina estética. Además, el 50% de las personas que recibieron un tratamiento médico-estético en 2012 repitió en 2013.

¿Qué perfil de mujer acude a un Centro de Medicina Estética? 

Mujeres nativas, mayores de 35 años, con un elevado nivel de estudios, con cargos ejecutivos o de responsabilidad y en un gran porcentaje con empresa propia.

Éste es el perfil de mujer que acude a un Centro de Medicina Estética y he observado que son las que mejor han resistido a la crisis, las pequeñas empresarias. Mujeres acostumbradas a conciliar largas jornadas de trabajo, sin horarios, con la casa y los niños. Mujeres que no han podido disfrutar de bajas de maternidad por tener que atender a su empresa. Mujeres que han hecho tardes de parque pegadas al móvil. Mujeres que antes de poner el teléfono en modo avión han llamado a casa para comprobar si había bajado la fiebre del peque: ¡mujeres resilientes!

Dra. González ddermis magazine

¿Qué tipo de tratamientos médico-estéticos son los más demandados por las mujeres?

Mientras que las intervenciones de cirugía estética se han reducido un 30% desde el inicio de la crisis económica, según el doctor Augusto Andrés Trías, presidente del Congreso de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), esta reducción del número de intervenciones todavía no ha tocado fondo y probablemente el sector llegará al 50% del volumen de trabajo que tenía en 2008.

En cambio en Médicina Estética, realizamos ahora muchos más tratamientos faciales como el Botox para relajar el entrecejo y alisar las patas de gallo, los rellenos de ácido hialurónico para suavizar las arrugas del surco nasolabial, implantes faciales con inductores del colágeno para recuperar el volumen de pómulos y por último, los Hilos Japoneses o Hilos Mágicos para tensar cara y cuello y paliar la caída de los tejidos sin pasar por un lifting quirúrgico.

También podemos recuperar la mirada y el aspecto triste y somnoliento que dan los párpados caídos gracias a la Cirugía no ablativa. En el caso de la Blefaroplastia no quirúrgica se realiza con un sistema de plasma exéresis que consigue una retracción de la piel sobrante sin cicatrices ni hematomas.

Los peelings químicos se han convertido en un cuidado básico para conseguir un aspecto terso y luminoso de la piel, suelen complementarse con hidratación y radiofrecuencia.

En los últimos años hemos conseguido aumentar la durabilidad de los tratamientos médico-estéticos y a pesar de la situación económica estos procedimientos son más asequibles que los quirúrgicos y permiten a las pacientes seguir con su vida laboral y social, sin tener que desaparecer de escena.

Por otro lado es un tipo de medicina en el que el trato con las pacientes es muy directo, somos el médico de cabecera que realiza las controles analíticos anuales, recuerda la necesidad de las vistas ginecológicas y odontológicas, hace un seguimiento del peso y de los hábitos alimentarios. Cada vez es más una medicina preventiva y del bienestar. Promoviendo la alimentación, el ejercicio físico y la gestión del estrés estamos promoviendo la salud.

¿Cuál va a ser la novedad para el 2015?

Hay una cosa que es el reloj biológico, a las mujeres con el descenso hormonal y la llegada de la menopausia se nos cae todo, pero sobre todo algo que nos preocupa y los especialistas en medicina estética nos ocupa mucho es la flaccidez de brazos y cara interna de muslos. Hasta ahora hemos estado invirtiendo mucho en costosísimos equipos médicos de láser y radiofrecuencia. Pero el gran boom del 2015 van a ser los Hilos Tensores (Cog trheads) para paliar esta flaccidez. Las mujeres coreanas y japonesas son muy fans de estos procedimientos que permiten bajo una anestesia tópica recuperar la tersura de estas zonas.

Los Hilos Tensores satisfacen por la inmediatez del resultado, la facilidad del procedimiento sin largos tratamientos en el Centro Médico con aparatología, y también son ideales para recuperar la flaccidez del cuello sin necesidad de cirugía.

En el último congreso de SEME (Sociedad Española de Medicina Estética ) celebrado en Málaga este 2014, los talleres que más aceptación tuvieron fueron los de Hilos Tensores para cara, cuello y en las Jornadas Mediterráneas de Confrontaciones Terapéuticas de Sitges de este 2014 se presentaron los hilos barbados para tratamientos corporales.

Estos procedimientos nos permiten ofrecer soluciones naturales y seguras al paso del tiempo y prevenir el envejecimiento en fases precoces de manera que no haya cambios bruscos de expresión.

Doctora, ¿existe una medicina del envejecimiento, podemos luchar contra el paso del tiempo?

Sí y de un modo natural. Cada vez más mujeres nos piden paliar los síntomas de menopausia (sequedad vaginal, sofocos, pérdida de memoria, labilidad emocional…) y lo hacemos con Fitoterapia y suplementos vitamínicos y oligoelementos, de modo que hacemos un Antiaging Natural en un momento en que la mujer alcanza sus más altas cuotas de responsabilidad y ve mermadas sus energías por un descenso hormonal y una inestabilidad emocional. Ofrecemos soluciones naturales para un evento fisiológico como es la Menopausia, en una edad en la que lo mejor está por llegar.