El oro en el uso de la cosmética y en los cuidados faciales una tendencia al alza

0
El oro en el uso de la cosmética

El oro en el uso de la cosmética y en los cuidados faciales una tendencia al alza que aporta grandes beneficios a la piel.

Un lujoso protocolo facial rejuvenecedor a base de oro coloidal y láminas de oro de 24 k., especialmente recomendado para pieles maduras.

El oro es un metal precioso con propiedades muy beneficiosas para la piel: ejerce un gran
efecto antioxidante, activa y estimula la renovación celular, favorece la nutrición y la
resistencia, aumenta las defensas y aporta luminosidad y vitalidad a la piel.

El oro en el uso de la cosmética

En unos pasos definimos cómo aplicamos el oro en el uso de la cosmética.

1. El tratamiento comienza con un desmaquillado integral y preparación del tejido.

2. A continuación se aplica un peeling enzimático cuya potencia se intensifica mediante la
aplicación de toallas calientes y húmedas que mejoran su efectividad.

3. Una vez retirado el peeling y tonificada la piel, se aplica un sérum con partículas de oro
coloidal, ácido hialurónico y colágeno por todo el rostro, cuello y escote. Para conseguir que los activos actúen en las capas más profundas de la piel y potenciar los efectos del tratamiento, se utiliza un aparato de microcorrientes que conducen las corrientes galvánicas ionizando los activos.
Esto multiplica su acción y además estimula el tejido cutáneo en profundidad.

La piel en su estado de máxima receptividad

4. Con la piel en su máximo estado de receptividad, se aplica una crema de Ginseng, vitaminas, antioxidantes y ácido hialurónico y se trabaja con un masaje activador y remodelante de efecto lifting que ayuda a elevar y reposicionar los músculos faciales, con un efecto tonificante y rejuvenecedor.

5. Se cubre el rostro con láminas de pan de oro de 24 kilates y sobre ellas se aplica una
mascarilla mousse con un alto contenido de Glutation, uno de los antioxidantes más potentes, que aporta una energía asombrosa a la piel. La mascarilla ejerce también un efecto de parche transdérmico que ayuda a que el oro actúe de forma mucho más intensiva sobre la piel.

6. Transcurridos 20 minutos, la piel absorbe por completo las partículas de oro así como la
mascarilla -mousse. El efecto de revitalización es espectacular: la piel se ve muy luminosa y
radiante.
Se puede realizar una sola sesión para realzar la luminosidad, o bien una a la semana (el número de sesiones se valora según el estado de la piel) para obtener una piel más tonificada y con unos resultados a largo plazo.

Oxigen Centre de Bellesa te recomienda este tratamiento

Duración: 90 min. Precio: 150 €
Reserva ahora en el teléfono 932 007 333

Si te gustó este artículo lo puedes compartir en tus redes (aunque lo leas unos días después de su fecha de publicación). También si quieres seguir este blog suscríbete a su newsletter

OXIGEN BELLESA