El cuidado de la piel del bebé

0

La piel del bebé desempeña un papel muy importante en la protección de la salud y en la defensa frente a los agentes externos como gérmenes y sustancias irritantes.

Aunque la piel del bebé pueda parecer que está en buen estado es muy delicada y necesita de nuestros cuidados para que sea una buena barrera epidérmica frente a dichos agentes externos y cumpla sus funciones aislantes y protectoras.

La piel del bebé es más fina que la de un adulto, tiene menos capas que la protejan siendo mucho más propensa a la irritación y a la pérdida de agua. Por ese motivo debemos utilizar productos de higiene que aporten los suficientes nutrientes a la piel protegiéndola sin producir irritaciones.

Los productos de higiene para bebes y niños deben ejercer efecto preventivo y también calmante y regenerador en caso necesario.

Un ritual para la piel del bebé

Durante el baño es importante el uso de jabones suaves, no agresivos, que no hagan prácticamente espuma para evitar la eliminación de la grasa natural  de la piel. De este modo evitamos que la piel pierda humedad y la posibilidad de que se descame.

Del mismo modo hay que secar la piel de forma muy suave, sin frotar, y poniendo atención en los lugares donde haya pliegues cutáneos.

Después del baño debe usarse siempre una leche hidratante que aporte los nutrientes necesarios para mantener y regenerar el manto graso de la piel favoreciendo así su función barrera frente al exterior.

Para ello, son muy importantes los ácidos grasos (omega 3, 6 y 9) que el bebé ingerirá a través de su alimentación (pescado, aceite de oliva), pero podemos aplicarlos tópicamente utilizando leches hidratantes que los incorporen en sus fórmulas como: aceite de oliva, la manteca de karité o la glicerina.

También es necesario aportar  sustancias que reduzcan la irritación y favorezcan la regeneración celular como: manzanilla (bisabolol), caléndula o aloe vera.

Hay que evitar productos que lleven conservantes, como los parabenos, y perfumes alergénicos. Es aconsejable aplicar leche hidratante a los bebés dos veces al día.

Las zonas más delicadas

No debemos olvidar las zonas que, como el culito, están siempre expuestas a productos irritantes como heces y orina. Esta zona debe cuidarse realizando cambios frecuentes de pañal y utilizando, siempre que sea posible, agua para limpiarle el culito y los pliegues, secándolo posteriormente con suavidad.

El uso de cremas o aceites protectores, específicamente diseñados para esta zona para evitar que le escueza y moleste, es necesario sólo cuando la piel esté enrojecida o irritada, aunque puede usarse preventivamente en el “cambio más largo del día”.

Nunca hay que poner mucha cantidad, solamente una fina capa que le ayudará a calmar la irritación y a regenerar la piel.

La zona peribucal (perioral) como nariz, labios e incluso barbilla, pueden estar afectados por la acción permanente de la saliva, mucosidades o restos de alimentos que junto a la fricción constante de chupetes, mordedores o las rozaduras de su propia ropa o manitas, pueden ejercer un “claro desgaste” de la piel de la zona perdiendo su correcta función barrera.

Como resultado aparecen irritaciones, enrojecimientos, inflamación y sensibilización de la zona. El uso de productos protectores con acción emoliente, hidratante y regeneradora, específicamente desarrollados para esta zona peribucal, ayudan a prevenir tales efectos o a reparar la piel en caso de lesión. Siempre deben aplicarse sobre la piel limpia y seca.

Estas pequeñas pautas básicas de cuidado nos pueden dar grandes resultados en la salud de la piel de nuestros pequeños, proporcionándoles, además, el necesario bienestar que sin duda merecen. Siempre es mejor prevenir que tener que curar.

En este sentido podemos recomendar la línea pediátrica OHO Baby Care, una completa gama de productos para la higiene, hidratación y cuidados delicados para la piel del bebé y del recién nacido.

Recomendamos OHO Baby Care par el cuidado de la piel del bebé

El cuidado de la piel del bebé

El principal activo mayoritario es el Aceite de Oliva OHO -mezcla de distintas variedades de aceites de oliva virgen extra 100% naturales y ecológicas- que aportan a la piel su acción nutritiva, oleohidratante, suavizante y regenerante, además de promover la función barrera de la piel.

Otros principios activos incorporados a la línea OHO Baby Care son:

  • Manteca de Karité. Con propiedades nutritivas y suavizantes además de promover la función barrera
  • Alantoína. Fomenta la epitelización de las pieles sensibles e hiperreactivas.
  • D-Pantenol (Provitamina B5). Regenerante epidérmico.
  • Glicerina de origen vegetal. Retiene el agua de la piel evitando su desecación y manteniendo la suavidad y flexibilidad de la piel.
  • Caléndula. Con acción calmante, descongestiva y protectora de la piel.
  • Bisabolol. Proviene del aceite esencial de la flor de la manzanilla y tiene propiedades calmantes y descongestivas.
  • Extracto de árnica. Con acción descongestiva y protectora.
  • Ácido fítico. Es un antioxidante con acción antienzimática que neutraliza las enzimas de orina y heces que son parcialmente responsables de la irritación.

Todos los productos son formulados sin colorantes, ni conservantes. No contienen parabenos ni parafinas, tampoco aceites minerales y perfumes sin alérgenos.

Una piel limpia e hidratada es una piel más protegida y saludable.

De venta en tu farmacia habitual y online en:

cosmeticabolos.com
mifarmaciaonline.es
farmaciaserra.com
farmaciaroda.com
chachifarma.com
mifarma.es

Sigue a OHO Baby Care en Instagram y Facebook

Publicidad