El cobre: el invitado más saludable de tus menús de Navidad

Alimentos como el marisco, las carnes rojas, el chocolate, los frutos secos o el vino, presentes en nuestras mesas estos días, cuentan entre sus nutrientes al cobre

 La Organización Mundial de la Salud recomienda que una dieta equilibrada debe incluir como mínimo 1 miligramo de cobre al día

 El cobre contribuye al cuidado del corazón y del cerebro y al correcto funcionamiento de los sistemas inmunitario, nervioso, óseo y circulatorio

El cobreMarisco, carnes rojas, vino tinto, chocolate, frutos secos… Es imposible pensar en diseñar un menú navideño que no contenga alguno de estos ingredientes.

Estos alimentos, además de formar parte de las recetas que se suelen consumir en estas fechas tan especiales, tienen un denominador común: todos ellos cuentan entre sus “ingredientes” con el cobre, un micronutriente esencial para el buen funcionamiento de nuestro organismo y que hace que los menús de Navidad sean, además de apetitosos, saludables y equilibrados.

 

En cualquiera de los platos de la carta

Entre los mariscos, que son una de las principales fuentes de cobre, destacan principalmente por su concentración de este nutriente las ostras, los calamares, la langosta, el pulpo o los cangrejos.

Otros alimentos ricos en cobre cuyo consumo también es habitual en estas fechas son las carnes rojas, las verduras, los frutos secos, el chocolate negro y las frutas deshidratadas (ej. ciruelas, pasas, orejones, higos…). Asimismo, el vino tinto, cuyo consumo también se incrementa en estos días señalados para brindar por los buenos deseos y propósitos de Año Nuevo, es otra fuente natural de cobre.

Al menos 1 miligramo de cobre al día

Una ingesta adecuada de cobre es esencial para el correcto funcionamiento de órganos vitales como el corazón o el cerebro, y para varios de los principales sistemas de nuestro organismo, como pueden ser los sistemas inmunitario, circulatorio, óseo y nervioso.

Entre los beneficios de incluir una ingesta diaria de cobre dentro de una dieta sana y equilibrada, se encuentra la prevención de enfermedades como la anemia, la hipertensión, la osteoporosis o los niveles altos de colesterol.

La Organización Mundial de la Salud señala que una dieta equilibrada debe incluir como mínimo 1 miligramo de cobre al día para evitar cualquier problema de salud asociado a una deficiencia de cobre.

De igual manera, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), recomienda una ingesta diaria de 1,3 miligramos de cobre para los adultos y de 1,5 miligramos para las mujeres embarazadas o en lactancia.

Si te gustó este artículo lo puedes compartir en tus redes (aunque lo leas unos días después de su fecha de publicación). También si quieres seguir este blog suscríbete a su newsletter

¿Te gusta?