De crucero todo el año

0
De crucero todo el año
Foto Alejandra Ribas

Para muchos embarcarse en un crucero es la mejor manera de viajar, sea invierno o verano, y se convierte en una forma diferente para descubrir muchos lugares desde otra perspectiva, mientras el tiempo va a un ritmo muy pausado.

En un crucero hay tiempo para todo, para conocer, para descansar, para disfrutar… Pero sobre todo para descubrir, incluso para el más experimentado crucerista, porque cada viaje es una aventura nueva, que todo viajero debería de experimentar. Los viajes en alta mar son una forma diferente de conocer destinos, de degustar los sabores tradicionales de cada lugar y hacer amistades.

Los cruceros nos llevan de viaje a través de los sentidos y los sabores, disfrutando de la calma y la tranquilidad. Los horarios son muy amplios y las obligaciones se quedan en tierra: es un estilo de viaje donde el tiempo es nuestro compañero, para disfrutarlo y compartirlo a nuestro gusto.

Durante todo el año, se pueden realizar un sinfín de itinerarios. Realizar un crucero en pleno invierno es una manera de viajar y disfrutar sin aglomeraciones y a un precio más económico que en épocas veraniegas. Las actividades a bordo son constantes, y la palabra aburrimiento no existe.

Un nuevo mundo en cada puerto

Dependiendo del trayecto y los destinos escogidos, cada día se puede conocer un lugar diferente, un puerto donde llegar para conocer y disfrutar de sus gentes y gastronomía, pudiendo ir por libre o concertar excursiones desde el barco. Tan solo hay que tener en cuenta la hora de salida de nuestro crucero, para llegar a tiempo y embarcarse hacia otro nuevo destino.

Los cruceros por el Mediterráneo son una buena alternativa para conocer en pocos días diferentes países, como Malta, considerado como el país más pequeño de Europa, pero con un fascinante pasado, cargado de historia, monumentos y fortalezas, clima soleado, impresionantes paisajes y fondos marinos. Italia es otro de los lugares más visitados por los cruceros, donde podremos visitar la increíble costa Amalfitana, una sucesión de acantilados donde el agua se asoma a los pies de impresionantes villas y miradores, y encontramos encantadores pueblos pintorescos como Positano, Ravello o Amalfi. Sicilia, Grecia, Turquía, o Croacia son otros de los destinos que podremos conocer.

En definitiva, un crucero es una alternativa para todos aquellos que buscan una manera diferente de viajar, toda una experiencia para los amantes de la cultura en todas sus formas, donde poder relajarse y degustar de la gastronomía más selecta.

Más información. www.costacruceros.es

Escrito por www.elmundoentubolsillo.es para dDermis Magazine Fotos. Alejandra Ribas

Si te gustó este artículo lo puedes compartir en tus redes (aunque lo leas unos días después de su fecha de publicación). También si quieres seguir este blog suscríbete a su newsletter