7 vitaminas imprescindibles para la mujer

0

7 vitaminas imprescindibles para la mujer. Las vitaminas son sustancias inorgánicas esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Nuestro cuerpo no es capaz de sintetizarlas y, por eso, salvo algunas excepciones, estamos obligados a obtenerlas del exterior. Su deficiencia o ausencia, nada infrecuente si no mantenemos una alimentación completa y muy variada, puede producir trastornos y enfermedades graves.

Actualmente, hay identificadas hasta 13 vitaminas y, cada una de ellas, tiene una función específica en nuestro organismo. Al ser estas funciones complementarias, todas ellas son igualmente necesarias.

Determinadas características o etapas de la vida – el sexo, la edad, el embarazo, la menopausia, etc. – marcan qué vitaminas son imprescindibles para mantener un óptimo estado de salud.

No tiene las mismas necesidades vitamínicas un niño lactante que un hombre de 40 años o una mujer de 50. En el artículo de hoy, nos centraremos en la mujer, en sus necesidades nutricionales y en siete de las vitaminas más adecuadas para cubrirlas.

7 vitaminas imprescindibles para la mujer Las 7 vitaminas imprescindibles para la mujer

En el caso de la mujer, las vitaminas imprescindibles para mantener un excelente estado de salud son:

  • Vitamina B2 o Riboflavina. Esta vitamina, presente en alimentos como las carnes, los lácteos, la manzana, el pomelo, los espárragos y las legumbres; protege a nuestro cuerpo de los radicales libres. Además, regula el metabolismo y es responsable de la correcta absorción de algunos minerales y del ácido fólico. La Vitamina B2 tiene un papel fundamental en la producción de energía y se usa en el tratamiento de la anemia, la migraña y problemas de la piel como el acné. La reducción del cansancio y la fatiga y la acción antioxidante son sus principales beneficios.
  • Vitamina B3 o Niacina. Su beneficio primordial también es la reducción del cansancio y la fatiga. Además, mejora la circulación y el nivel de colesterol en sangre. Colabora en el correcto funcionamiento del sistema nervioso y en la síntesis de hormonas sexuales. También ayuda a mantener la piel sana, a regular la glucosa y a metabolizar correctamente los carbohidratos, las proteínas y las grasas. La Vitamina B3 está presente en frutos secos, brócoli, espárragos, vegetales de hoja, pescado y aves.
  • Vitamina B5 o Ácido Pantoténico. Esta vitamina, presente en los granos, el brócoli, los hongos y los huevos; es esencial para la producción de hormonas. Además, contribuye al buen estado del sistema inmunológico y a la producción de energía, cosa que ayuda a reducir el cansancio y la fatiga. Su deficiencia puede contribuir a una peor gestión del estrés físico y emocional y se usa en el tratamiento de la artritis reumatoide, el colesterol y el acné.
  • Vitamina B6 o Piridoxina. Podemos encontrar esta vitamina en granos, aguacates, plátanos, espinacas, guisantes, etc. Su principal rol es ayudar a la creación de glóbulos rojos, pero también contribuye al funcionamiento del cerebro y la memoria. En el caso de las mujeres puede reducir los síntomas del síndrome premenstrual y, en las embarazas, del malestar matinal. En resumen, la Vitamina B6 reduce el cansancio y la fatiga, ayuda al normal funcionamiento del sistema inmunológico y al equilibrio hormonal.
  • Vitamina B12 o Cobalamina. Se trata de la vitamina más compleja y difícil de producir, solo la encontramos en el hígado, los mariscos, los huevos y la leche. La Vitamina B12 ayuda a regular los ciclos menstruales y puede mejorar los estados depresivos y desórdenes emocionales. Además de reducir el cansancio como las demás vitaminas del grupo B, la B12 ayuda al normal funcionamiento del sistema inmunitario.
  • Vitamina C o Ácido Ascórbico. Al ayudar a la formación del colágeno, se trata de una vitamina vital para el buen estado de los tejidos. En el caso de las mujeres, ayuda a cicatrizar tras el parto. A su contribución al normal funcionamiento del sistema inmunitario y a su acción antioxidante, debemos añadir un tercer beneficio, su colaboración al correcto mantenimiento de los huesos. Las fuentes de las que podemos obtener Vitamina C son las fresas, la papaya, el kiwi, los pimientos, el brócoli, la col rizada, etc.
  • Vitamina E. Esta vitamina, que podemos encontrar en los huevos, el brócoli, las espinacas, la soja o el mango, entre otros alimentos; nos protege de los radicales libres y contribuye al correcto funcionamiento del sistema nervioso, la vista y los músculos. Además de su acción antioxidante, ayuda a mantener la piel sana y a prevenir el cáncer.

Una ayuda para nuestro cuerpo

Como comentábamos anteriormente, nuestro cuerpo no es capaz de sintetizar las vitaminas y, por eso, debemos tomarlas del exterior. La vía más común es la alimentación, pero en determinadas situaciones, podemos usar suplementación para complementar el aporte de vitaminas.

En este sentido, puede ser de gran ayuda Leotron Mujer, un polivitamínico especialmente formulado para satisfacer las necesidades nutricionales de la mujer.

Además, de las vitaminas antes mencionadas, Leotron Mujer es un complemento alimenticio con Jalea real, Coenzima Q10, 13 Vitaminas (entre las que destacan las vitaminas D3 y K2) y 7 Minerales. Contiene cantidades reforzadas de vitaminas y minerales, que constituyen un soporte específico para las mujeres, adaptándose a su ciclo de actividad energético diario. Sin azúcares añadidos. Sin gluten. Sin lactosa. Contiene azúcares naturalmente presentes.

Sponsored.

leotron extraordinarios vitaminas